5 de julio de 2008

BOHEMIA


Acabamos de regresar de uno de los restaurantes más conocidos de Lima y también me di cuenta hoy con sorpresa que es uno de los más antiguos de la zona: Bohemia. En pleno óvalo Gutierrez, este restaurante ha ido evolucionando con los años y actualizando su carta de acuerdo al gusto de sus clientes y también, obviamente, de sus dueños. Cuentan con Valet Parking que tiene un costo de 2.5 la hora (el costo del estacionamiento, no del servicio), así que ahí ya te ahorros el problema de "donde estacionas" que por esa zona es común. Viernes por la noche el lugar esta repleto, la zona más amplia del comedor (por el bar) es punto de encuentro para tomar un trago y comer piqueos. La zona más pequeña al lado de la escalera es para cenar. Ahí nos ubicaron. De entrada pedimos un fondue del Urubamba (S/.20) que es como un guisito hecho de quesos andinos, champiñones, cebolla, etc. Muy rico aunque un poquito picante para mi gusto. Viene acompañado de pan serrano tostado. Ya con eso, y después del pancito de bienvenida estaba medianamente llena. Luego vino el plato de fondo: para mi un pollito con risotto al pesto (S/.30) que estaba muy muy rico pero que ya no pude acabar. El risotto era de sabor muy suave pero bien hecho y el pollo es a la plancha. Siempre es una buena experiencia ir a este restaurante aunque recomiendo no hacerlo para cenar en fin de semana porque había demasiada bulla y olía mucho a cigarro para mi gusto a pesar de que era una zona para no fumadores. Tienen un cobro por cubierto de S/.6.50. Ah! no quiero olvidar mencionar que el mâitre que nos atendió tenía muy poco carisma. Todo lo contrario del mozo que si era muy amable. En conclusión yo le doy un 8, aún puede mejorar en su servicio.

Para mi gusto el lugar es agradable sólo los días de semana, ir un viernes o un sábado no es recomendable por el olor a cigarro, la bulla y la cantidad de gente que hay, tal vez si sea bueno para hacer unos previos, pero para comer tranquilamente no creo.
Bueno en cuanto a la comida excelente, yo pedí un Lomo a la Huancaina. Tenía ganas de comer pasta con carne y este plato me pareció atractivo, vienen uno gnoquis bañados en salsa pesto como guarnición, un lomo bañado en su salsa y al lado una salsa a la huancaina bastante suave, simplemente delicioso. La combinación del pesto con la huancaina es perfecta, la verdad cuando vi el plato tuve mis dudas pero al probarlo realmente me sorprendió, la carne la pedí termino medio, recomendable para aquellos que les gusta esta combinación de pastas con carne. Eso si el plato tiene porciones medias , es decir, si tienen mucha hambre se van a quedar con la mitad de ella, es por eso que pedimos como entrada un fondue del urubamba que nos hizo la noche, una combinación de queso, zapallo, crema de leche y champignones muy buena . Esto con el pan serrano era suficiente para 2 personas.

En cuanto a la atención considero que no está a la altura de la comida, no hay interrelación entre los meseros y los clientes, algo que es sumamente importante dentro de este negocio .

Por eso le pongo un 7

0 comentarios:

Copyright © 2014 Ver para Comer