17 de abril de 2010

El Verídico Fidel (La Molina)

Fui con un amigo el sábado pasado y tuve una experiencia mala en lineas generales . Hay Valet parking así que no hay porque preocuparse por ese tema. Yo considero que una leche de tigre debe de tener el equilibrio entre lo picante y lo ácido , esta leche de tigre cumplía perfectamente con eso, así que no había queja alguna , de hecho considero que la cantidad y productos estaban frescos y suaves, la leche de tigre estaba hecha al instante y con un toque de leche evaporada lo cual la hacía hasta un poco cremosa , en estos casos hay gente que le gusta así y otros quienes consideran que la leche evaporada es un crimen y cae mal ,pues bien esos son puntos de vista diferentes y creo yo que estaba en su punto , el precio es de S/.15 lo cual me parece razonable si consideramos que la cantidad es la necesaria.
Pero en cuanto a la experiencia de servicio les puedo decir que es una de las peores que he tenido en los últimos años, primeramente llegamos a las 12 del día , hora en la cual la gente ya debe de estar preparada y lista para la atención ,mas aún si consideramos que era sábado y que la leche de tigre es el producto estrella, pues bien , lo que nos pasó fué increible , para empezar había una cantidad considerable de meseros, unos 10 para un local que no cuenta con mas de 20 mesas , sin embargo a pesar de haber muchos meseros estos no sabían priorizar la atención , de hecho al tomarnos el pedido no nos recomendaron nada, ni siquiera una gaseosa, luego se podía ver que el personal que preparaba la comida "picaba" algunas cosas mientras servían ,luego uno de los meseros empezó a gritar !vasoooos! , esto lo debe haber hecho unas 4 veces sin que nadie le hiciera caso , realmente una falta de respeto hacia los comensales, luego había un "ex futbolista" famoso del Cristal quien al parecer es uno de los socios , él conversaba con los meseros que estaban alrededor tomándole mucha atención , esto me llamó la atención pues en un momento entró un cliente a pedir para llevar y nadie se le acercó, a pesar de tener 3 mesas en todo el restaurante, una verdadera mala experiencia si le sumamos que no tenían cerveza negra ni erizo , es decir , buena leche de tigre pero todo esto borrado por la pésima experiencia de servicio, música a todo volumen y poca prolijidad en la presencia de los meseros. Este es un error fatal en las franquicias las cuales pierden la escencia que los hizo buenos y famosos en sus inicios.
Le pongo un 4

16 de abril de 2010

Blu Mar



Este restaurante que está ubicado en La Av La mar 825 Miraflores es una gran sorpresa, el primer punto a favor tienen valet parking y eso quita un gran peso de encima en una calle con tan pocos estacionamientos, lo segundo es que desde que entras tienes un acogedor recibimiento de la anfitriona y son los propios dueños del restaurante los que te van guiando a la mesa e informando sobre las especialidades de la casa.
La carta es bastante variada, cuentan con algunas fusiones como los choritos a la chalaca en una especie de salsa de cocona y pisco que son realmente imperdibles, tienen los típicos cebiches y tiraditos que son preparados en una zona en la que el cliente puede ver la preparación, personalmente recomiendo el cebiche mixto que es para mi el mejor si lo comparamos con el de La Mar , Pescados Capitales, 5 esquinas, Hanzo o La Red que están en la misma avenida, es muy muy fresco y el acompañamiento de choclo y camote glaseado lo hacen muy sabroso. Me olvidaba que cuando llegas te dan la canchita serrana acompañada con piel de pescado frita y una salsa de ají que son realmente un vicio.

De plato de fondo recomiendo el Pescado a la Chorrillana con salsa encebollada. Realmente una sorpresa y una buena opción para los que buscan un lugar en donde la atención y los platos sean de primera. Yo le pongo un 10

1 de abril de 2010

PASTA Y BASTA

Un GRAN DESCUBRIMIENTO. Eso es lo que sentí hoy cuando fuimos a almorzar a esta acogedora trattoría San Miguel (Av. Brígida Silva de Ochoa 390, la avenida que esta al lado de Tottus y Sodimac de la Marina). De entrada lo que más nos gustó fue la atención. Es del tipo que el dueño esta siempre al tanto de las necesidades del cliente, conversa con ellos y recomienda el mismo los platos. En definitiva hace que te sientas como en casa y te hace sentir muy especial. A pesar de que tenían un solo mozo, la comida llegó rápido y la atención fue buena, buenísima, en todo momento. La cocina está a la vista así que se nos hacía agua la boca mientras veíamos como preparaban nuestros platos. De entrada pedimos unas bruschettas calda: riquísimas! con salsa blanca, cebolla blanca, champignones y mozarella... De plato de fondo yo pedí un Pollo a la parmiggiana (disculpen si está mal escrito) que estuvo muy bueno. Es el filete de pollo al grill con jamón serrano y gratinado con mozarella y salsa pomarola. Todo acompañado de fetuccinis a lo alfredo al módico precio de 26 soles. Bien servido y delicioso. La jarra de limonada frozen está a 10 soles y estaba perfecta para el calor de hoy. En conclusión, definitivamente regresaremos y probaremos más platos de este encantador lugar y conversaremos más con sus amables anfitriones. Visítenlos! Les doy un 9 sólo porque creo que en cuestión de decoración falta un poco, pero se compensa con la atención.

Inicialmente tenía mis dudas sobre este restaurante , para ser sincero el hecho de no tener un nombre conocido y la ubicación me hicieron dudar sobre esta experiencia que, finalmente, resultó ser más que agradable y me hizo romper el mito de "ubicación y renombre" para ser exitoso.
Llegamos relativamente tarde (2:00pm) ,hay suficiente espacio para estacionar alrededor del restaurante así que no hubo problemas. Entramos y rápidamente escuchamos una voz que nos dijo "Adelante, bienvenidos!!" , era el dueño del restaurante que nos estaba recibiendo con una excelente disposición a atendernos , nos sentamos y el mismo nos tomó el pedido , yo estaba con algunas dudas sobre el plato a elegir , habían todo tipo de platos a probar , desde las típicas pastas hasta las mas elaboradas con mariscos o carnes . Le pedí al dueño que me recomendara alguno , él me recomendó los Gnocchi a la gambieri , éstos eran con salsa de aji y langostinos , les puedo decir que es uno de los platos mas ricos que he probado , la pasta estaba al dente y el sabor de esta salsa simplemente era exquisita. Uno podía ver como iban preparando el plato ya que su cocina esta a la vista , esto da mayor seguridad y confianza de lo que uno esta por comer. La limonada estaba perfecta y con el punto exacto de azúcar , en general una excelente decisión , de hecho el dueño del local nos hizo una broma que a todas luces resume lo que le quería explicar , en algún momento en que nos tomaba el pedido mencionó que iba a preguntarle a Gastón (Acurio) si lo que me recomendaba era bueno , esto me hizo pensar en que existen muchas personas ( menos mal que no son todas) que han caído en la tonta frase de "si Gastón no ha ido , no pasa nada" , existen muchos lugares como este que merecen ser reconocidos y que seguramente Gastón no ha visitado por falta de tiempo ( eso espero) , es mas , creo que si Gastón visitara todos los buenos restaurantes de nuestro país tendría que vivir hasta los 200 años y haber transmitido unos 800 mil programas . No es nada en contra de Gastón a quien le debemos mucho del boom gastronómico de nuestro país , pero ojo el no es el único , hay miles de cocineros y miles de restaurantes que merecen el mismo reconocimiento que Astrid y Gastón , Fiesta, Tanta, La Mar, Toshiros, Chez Wong o Costanera 700, hay que romper los mitos como les comenté al principio. Me fui por la tangente , así que regresando al restaurante que les hablaba al principio le pongo un 10.
Copyright © 2014 Ver para Comer