27 de abril de 2011

KFC

Ayer necesitábamos almorzar algo rápido en la oficina y la opción elegida fue KFC. Fuí al pequeño local que tienen en un grifo en el cruce de Tomás Marsano con República de Panamá. Como siempre, el local no resaltaba por su limpieza pero al menos la cola avanzaba rápido. El estacionamiento fue un tema porque en el grifo no está muy bien señalizado en donde te puedes estacionar para ir al restaurante. Al final lo dejamos en el espacio vacío que encontramos donde no interrumpíamos el flujo de autos. Yo ordené un combo wrap star. Es una tortilla relleva de pechuga de pollo con chips de doritos, jamon ahumado, queso, lechuga y tomate. Me gusta mucho esa opción y ayer la sentí deliciosa. En la caja pregunté si en vez de gaseosa me podían dar agua. Me dijeron que si. Cuando me entregaron el pedido me dijeron que sólo podía ser agua con gas (que en verdad es el agua que sale de la máquina que no tiene el jarabe del sabor de las gaseosas). Pésimo!! No me pueden dar una botella de agua? Deberían tener esa opción. El pedido demoró como 10 minutos (demasiado para un fast food) y la chica que despachaba parecía que tenía un altavoz y no se lo podía quitar ni aunque estuvieras delante de ella. Para llamar a la gente sirve, pero para preguntar si quieres ají o mayonesa es MUY ALTO. La pobre estaba a 10 mil revoluciones por minuto, con el caos de los pedidos, más lo pequeño del local provocaba salir corriendo. Creo que un local pequeño debe esforzarse mucho en estar pulcro, ordenado (la menor cantidad de cosas) y con ambiente relajado. En general me parece que el servicio de KFC dejá mucho que desear así como la limpieza de sus locales. Ustedes que opinan?
Yo le pongo un 5.

0 comentarios:

Copyright © 2014 Ver para Comer