3 de febrero de 2009

CAPLINA

Hoy tuvimos un día muy soleado en Lima y lo único que daban ganas de almorzar era algo fresco como un cebichito, tiradito o sus variedades. Por eso decidimos visitar Caplina en Mendiburu cuadra 7 - Miraflores (espalda cdra. 7 Av. Del Ejército). Hay lugar para estacionarse y cuentan con valet parking. La decoración del restaurante es muy bonita, al centro hay una pileta grande que de verdad le da frescura al ambiente, una parte cerrada y otra abierta pero techada. Tienen buena cantidad de mozos y la atención es cordial y rápida. La carta es bien surtida y fue difícil decidirnos. Lo único que teníamos claro es que teníamos que probar el Lomo Huancaína que ellos anuncian como la especialidad de la casa y el plato que los ha hecho conocidos en Lima. Ese lo pidió mi esposo así que podrá comentar mejor de él. De entrada pedimos un choncholí de Pulpo que yo diría que deberían promocionar como locos, estaba buenazo. Viene en su panquita, tiene el mismo sabor que el choncholí que compras en los puestos de anticuchos pero es de pulpo y viene con papita en trozos... exquisito de verdad. Tambien pedimos un cebiche de pescado que estaba super fresco y con el toque perfecto de sal y ají. Hoy fuimos con un querido amigo nuestro así que pudimos probar un plato más en el segundo. Él pidió un Arros chaufa con pescado caramelizado. Dejenme decirles que el chaufa estaba preciso, muy bien hecho y según nuestro amigo el wantancito adicional no parecía de negocio sino de casa (por lo rellenito y gordito). Yo pedí un risotto de lomo saltado que me deje gratamente impresionada. El risotto tenía un gusto delicioso y el lomo estaba muy suave (ya aprendí a pedirlo 3/4) y con buen sabor. Todos acordaron que mi plato fue el mas rico así que lo recomiendo. De tomar una limonada frozen, buena. Ya no nos quedó espacio para el postre, quedamos más que satisfechos con lo que pedimos. La cuenta salió 150 soles para tres personas, me parece cómodo para un restaurante de su categoría y de muy buena calidad. Debería darle un 10 porque no hubieron fallas pero el 10 lo reservo para los sitios espectaculares que hacen que con cada plato o bebida se te caigan los dientes. Le pongo un 9.5, vayan a probar el choncholí de pulpo!

1 de febrero de 2009

CUARTO Y MITAD

Llegamos como a las 8:30 de la noche un Viernes , encontramos estacionamiento rápidamente justo en la puerta e ingresamos.
El ambiente me pareció un poco frió y no había música de fondo, para ser las 8:30pm era como si fuera un lunes en la tarde.
Sin embargo en pocos minutos empezaron a entrar bastantes personas al lugar, el mesero llegó con la carta y le pedimos nos recomendara algunos platos, le preguntamos por la carne de avestruz y nos comentó que no había, lamentable para un restaurante con prestigio como este.
Luego le preguntamos por el cordero y nos mencionó que era caro y a él personalmente le parecía un sabor demasiado fuerte (apreciamos su sinceridad ), entones decidimos optar por lo convencional y pedí un bife de chorizo de 300 grms con tagliatelle a lo alfredo , este plato cuesta alrededor de 50 soles, no es muy barato pero vale la pena, la carne estaba perfecta , porcentaje de grasa , sabor, sal y pimienta justa, los fideos estaban al dente y la salsa a lo alfredo tenía la textura correcta y sabor muy agradable.
En lineas generales muy buena comida y una atención más que regular, lo único malo fué que se olvidaron de traernos el pan y tuvimos que pedírselo al mesero.
Le doy un 7.5 y espero regresar y probar otras opciones.
Copyright © 2014 Ver para Comer