1 de mayo de 2008

La Bodega de la Trattoria

Fuimos a el nuevo local ubicado en Miraflores Almendariz 299 frente a Larcomar , el local es bastante amplio y muy bien distribuido , la decoración es una mezcla de cuadros y recortes de Ugo Plevisani y su esposa.
La carta es bastante interesante , tenemos desde la pastas típicas hasta Hamburguesas y papas fritas ( imagino que esto está dirigido a los menores de edad) carnes y la infaltable variedad de postres a elegir.
Yo pedí unos Gnoquis a los 4 quesos , sólo que le pedí al mesero que por favor me trajera un poco de salsa bolognesa , se la pedí por que me habían dado muy buenos comentarios de esta salsa y definitivamente no se equivocaron, el plato en si estaba muy bueno, pero a decir verdad creo que he probado mejores , el plato lo trajeron caliente y los gnoquis estaban en su punto , ni muy suaves ,ni muy duros , la salsa 4 quesos estaba rica pero creo que le falto un poco mas de fuerza , al terminar un bocado se sentía como demasiado light para mi gusto, pero no dejaba de ser buena , la salsa bolognesa si estaba bastante buena , inclusive con mas sabor que la de 4 quesos , el postre fue un 5 leches al estilo de Sandra , me dio la impresión que no había ninguna diferencia con un tres leches común y silvestre , sería bueno que en la carta coloquen la descripción de los postres mas allá de el concepto del mismo , en fin creo que no pasa de ser un restaurante bueno , y creo que de lejos La trattoria di Mambrino ( el otro restaurante de Ugo y Sandra Plevisani) es lo mejor de esta pareja. De todas maneras es un buen sitio para comer y pasar un buen rato.
Mi puntaje es un 6.
Luego de esta visita al local frente a Larcomar, volvimos a ir pero al local que está frente a la Huaca Pucllana. El servicio en el primer local fue mucho mejor que en el de la Huaca. Nos dieron una mesa en la terraza sin decirnos que era área de fumadores (no preguntaron cual queríamos) así que tuvimos que salir cuando me llegó el olor del humo. Nos pasaron al interior a una mesa en un lugar un poco oscuro para mi gusto y la verdad los sillones estaban un poco sucios. Al lado nuestro una pareja se estaba quejando del servicio y que le habían servido mal los platos. Fue un mal indicio... La mesera se demoró mucho en tomarnos el pedido, andaba distraída y no era muy amable. La comida llegó casi a los 40 minutos! Fue demasiado! La comida estuvo normal, igual que la primera vez en el local de Larcomar. Yo pedi aquella vez una lasaña de carne que estaba mas o menos, le faltaba sabor. Esta vez pedi una pasta con salsa de cola de buey. Mejor que la lasaña pero nada wow! La cuenta me pareció alta para el servicio y la comida. La verdad, prefiero gastar más e ir a la Trattoria di Mambrino. Vi en un comentario que comparar la bodega con la tratoria es como comparar A & G con T'anta pero debo decir que T'anta y la Mar son muy bueno y la calidad se nota. Para mi la bodega es un 5.
Copyright © 2014 Ver para Comer