30 de abril de 2008

DANICA

Había escuchado de este restaurante ubicado en la calle Cavenecia , a una cuadra de el Ovalo Gutierrez, de hecho la ubicación es un poco complicada para encontrar estacionamiento , alguna vez fuimos pero al no encontrar sitio nos fuimos , esta vez llegamos temprano , igual encontramos mucha gente y el restaurante estaba completamente lleno.
Nos ubicaron en una mesa al costado de la puerta , nos dejaron la carta rápidamente lo cual era un buen indico,
Pasaron alrededor de 10 minutos y nadie vino a tomarnos la orden , lo cual me sorprendió pues todo parecía indicar que había una buena atención , en fin , dejamos pasar ese episodio y decidimos esperar un rato mas , puede que estuvieran muy ocupados , lamentablemente nadie venia así que tuve que pararme a buscar al mesero para que me tomara la orden, eso hizo que se esmeraran en la atención y como consecuencia trajeron los platos rápidamente.
Yo pedí un risotto de lomo saltado, y les puedo contar que estuvo excelente , temperatura , sabor ,cantidad, sazon , todo muy sabroso y demás esta decirles que lo disfrute al 100% , lamentablemente la atención dejo muchísimo que desear ya que al finalizar mi plato le pedí al mesero la carta de postres y lo que hizo fue traerme la cuenta (???????) , grave error , eso demuestra que la atención no va de la mano con la calidad de la comida . Como consecuencia no les puedo hablar de los postres.
Les doy un 6 , si hubiera sido solo por la comida, definitivamente les hubiera dado un 8.5 , en fin vayan y si tienen suerte los atenderán como se debe.
Para mi tambien fue una decepción este restaurante. Trabajo muy cerca a él y siempre paso por ahí y tenía ganas de ir. El servicio es muy importante al momento de ir a un restaurante, por más de que la comida sea excelente si no te atienden bien no regresas. Al menos yo no regresaría. La comida es buena en Dánica pero creo que no hay suficientes mozos para la cantidad de gente que reciben. El estacionamiento es problema pero lo solucionan con el Valet Parking. Yo tambien le doy un 6.

1 de abril de 2008

PATAGONIA

Ya habíamos ido hace un tiempo a este restaurante (antes de crear el blog) y estaba esperando que volviéramos para poder comentar sobre él. Aunque por algo pasan las cosas porque esta ultima visita fue increíble y ha subido sus puntos al máximo. Patagonia queda en Bolivar 164 Miraflores y es un restaurante diferente porque tambien es como un teatro... tienen que verlo. Al entrar hay unos sillones en donde puedes ir con amigos a tomar un trago, lo he hecho y el ambiente es super, la música no está fuerte que no puedes ni hablar y venden más que café, ustedes me entiendes. Más al fondo esta la parte de restaurante (el local es mucho mas grande de lo que parece) que siempre tiene gente. Hay zona de fumadores y no fumadores y la gente reserva (solo atienden en la noche) porque se llena. Más al fondo aún hay un pequeño escenario donde algunos días hay show de tango (el dueño es argentino), poesía, etc. Es muy bohemio pero sin caer en lo desordenado. El local está lleno de fotos de amigos, artistas, recuerdos, etc. Yendo a lo que nos interesa: La comida! Como les dije esta última vez la visita fue buenísima. Pedimos una copa del vino de la casa (amor, no recuerdo el nombre! ¿me ayudas?) que estaba super rico. Yo prefiero el vino blanco, pero este tinto estaba suave, no tan seco, riquisimo y perfecto con la comida. Luego vino una ensalada Caprese que ha sido de las mejores que he probado, el tomate rojito y fresco, la albahaca muy fresca también y la mozarella tenía un sabor exquisito. Y aquí viene lo bueno. De segundo mi elección fueron Gnocchis con estofado de carne en salsa roja. De verdad que ha pasado a estar en el top 5 de mis platos favoritos (y esta cerca del numero 1!). La pasta estaba fresca, suave con un sabor delicioso, la carne suaaaaave y la salsa era de otro mundo. Me sentía como Gastón cuando prueba y emite muchos sonidos, era un éxtasis. Realmente lo recomiendo, la porción era perfecta en tamaño... de acordarme me dan ganas de ir otra vez. Los precios han subido con respecto a la última vez que fuimos, este plato estaba un poco más de 30 soles pero los vale. Aparte en algunos platos de pasta y carnes, te dan la opción de pedir medio plato, lo cual es mucho más barato (veintitantos o menos dependiendo el plato) y créanme que la porción entera es para 2. El servicio es muy bueno, los mozos recomiendan platos y te sugieren vinos, la música exacta para el lugar y el ambiente es lo máximo (siempre te cruzas con algun actor o músico). Se los recomiendo mucho, para mi es un 10 redondo!
Copyright © 2014 Ver para Comer