31 de agosto de 2007

CREPES & WAFFLES



Inducidos por el último capítulo de Aventura Culinaria de Gastón Acurio, fuimos a este restaurante que es una franquicia colombiana de crepes salados y dulces y riquísimos waffles (Miguel Dasso 155, San Isidro)

Estaba muy lleno, esperamos unos 10 minutos para tener una mesa. Gracias a Dios el local es bien amplio. La atención era un poco lenta, pero estoy segura que así como nosotros mucha gente quiso visitar el local gracias al programa de Gastón y no estaban preparados para tanto público. La carta es abrumadora! tanto por el tamaño como por la variedad de platos y combinaciones con los crepes. Despues de pensar como 20 minutos pedí un crepe con queso mozzarella, tomate, albahaca y champignones. Lo trajeron super rápido y estaba muy muy rico. El postre lo compartimos y fue un waffle con manjar blanco y helado de manjar blanco con crema chantilly. Exquisito! La relación valor-precio es buena (S/.20-30) y es una alternativa distinta para ir a comer.
Mi puntuación es de 8.5
Excelente, el servicio definitivamente es bueno , pero considero que la cantidad de mozos no era suficiente para el numero de clientes que habia sentados y esperando por una mesa, en fin la carta es super variada y facil de entender, el sitio es acogedor , cálido, uno no sabe que pedir , al fin decidí pedir un crepe de lomito a la pimienta que la verdad estaba muy rico , caliente con una temperatura adecuada para comer y un jugo de piña que estaba muy bueno , normalmente uno prueba un jugo y siente pelusitas de la piña , este estaba muy bien colado y parecia una crema de piña que la verdad me sorprendió, el tamaño del plato es suficiente como para no pedir postre y el precio es comodo S/.17.00, dentro de la carta hay variedad de crepes como de aji de gallina, vegetarinos, de carne , de pollo, italianos, etc etc ,el postre que fue el de helado de manjar con chantilly encima de un wafle realmente bueno , lo mejor el helado de manjar que es hecho artesanalmente mi puntuacion es de 8.5

26 de agosto de 2007

FRANCESCO

Siempre quise ir a este restaurante y cada vez que lo comentaba con mi esposo me recordaba lo caro que era. Él había ido hace varios años. Al final nos convencimos y fuimos. La dirección es Malecón de la Marina #526 Miraflores. Tiene una vista al mar muy linda aunque el local me dio un poco de claustrofobia (estabamos en el segundo piso y las entradas y salidas son bien estrechas). Pedimos unas papas rellenas de marisco de entrada que estaban deliciosas! La atención fue rápida y encontramos una mesa vacía (el local estaba lleno). Antes de la entrada nos invitaron un consomé que la verdad nunca me han llamado la atención pero estaba muy bueno.
Mi segundo plato fueron unos gnocchis con langostinos en salsa roja. El plato venía gratinado y la cantidad me pareció demasiada pero estaban exquisitos. No llegamos al postre nuevamente pero con el deleite de los platos salados no me hizo falta. Los precios son efectivamente altos (S/.40 - 60 por plato) pero los vale.
Mi puntuación es un 8.5

LLegamos relativamente tarde , no me quedo muy claro si habia valet parking pero en la puerta estaban dos personas para ayudarnos a cuadrar el auto, el primer piso estaba casi vacio y el segundo completamente lleno, pero encontramos una mesa, llego el mozo rapidamente y fue bastante amable, luego llego el cheff del local con una cortesia, un caldito de cangrejo que estaba bastante bueno, la carta es variada y todo es en base a pescados y mariscos, la entrada ,unas papas rellenas de mariscos que estaban espectaculares , vienen con la tipica salsa de cebolla y un aji huacatay que son el complemento perfecto, vale resaltar que los mariscos estaba suaves y sabrosos, de fondo pedi un tacu tacu de mariscos que estaba excelente, crocante por fuera y cremoso por dentro, un sabor de aceite de oliva necesario para el tacu tacu y definitivamente los mariscos en su salsa estaba exquisitos, no sirven ni mucho ni poco , creo que lo necesario para salir satisfecho, el ambiente tal vez es su punto flojo , hay musica de fondo por ratos y la iluminación del local por lo menos en el segundo piso no es muy buena , ventanas grandes que dan hacia el malecón disimulan la poca iluminación pero en general pienso que en el verano la vista debe ser espectacular, de los postres no puedo opinar por que despues de comer mi plato me comi la mitad del que dejó mi esposa , asi que salí rodando, una buena experiencia y recomendable para quienes quieren comida de calidad , eso si los precios son altos pero un gusto de vez en cuando vale la pena. Yo le pongo un 9.5

6 de agosto de 2007

LONG HORN

Si no me equivoco este restaurante empezó con la sucursal del Jockey Plaza (en la Plazuela) y luego tiene tambien un local en San Isidro (Libertadores 302). Ahora último han abierto uno en Plaza San Miguel, al lado del CinePlanet. He ido muchas veces al del Jockey Plaza pues una época trabajé en el Centro comercial y almorzaba ahí algunas veces (tienen menus de 25 soles bien ricos), aún no conozco el de San Isidro y al de San Miguel fuimos justo hoy. El lugar es bonito pero creo que es el de menor decoración de los tres. Lo veo más al paso que los otros pero el sabor y la calidad estan ahí. La atención es buena, los mozos se acercan rápido a atenderte y los platos sales tambien super rápido. Yo pedí un lomo saltado que estaba riquisimo, las papitas fritas merecen una mención en este restaurante porque son de papa amarilla y bien crocantes.
El precio es de 25 soles y te incluye la bebida (chichita of course!) Casi nunca tengo antojo de carnes y parrillas pero se que en el Long Horn encontraré un sabor rico y calidad de insumos.
Le doy un 9.

La comida es buena , yo pedí una entraña con ensalada, estaba buena pero creo que podrian mejorar la calidad de sus guarniciones, las salsas es decir la mayonesa, ketchup y mostaza vienen en sachets ( hellman´s) lo cual creo no va con el lugar, por lo demás creo que es un restaurante en el cual no te vas a decepcionar por sus carnes pero tampoco te vas a sorprender...Un 6.5

1 de agosto de 2007

GRANJA DEL ABUELO



A este si fuimos por insistencia mía. Casi toda mi vida pasé por este restaurante que siempre veía con gente y nunca había ido (Av. Salaverry 3580 Magadalena, esq con el Ejercito). Así que un Domingo llegamos para la hora del almuerzo. El lugar obvio estaba full, encontramos estacionamiento de suerte. Tienen zonas al aire libre y dentro de la casa. Primero nos dieron una mesa al aire libre pero al sentarnos en la silla fue esa horrible sensación de que la mesa te llega al mentón: ¿Por qué tan bajas? resultaba incómodo para comer. Hicimos la orden ahí pero luego nos pasamos a una mesa adentro mucho más comoda. Yo pedí unas costillas de cerdo c/camote a la naranja y papas fritas (¿? papa con camote??) Acabo de darme cuenta de esa rareza. Cuando llegó me dio la impresión que me vieron con hambre porque la porción era familar! Casi nunca lo diría pero demasiado grande. Vi tanta comida que se me quitó el hambre. El sabor era bueno tanto de las costillas como de los camotes, la papa frita estaba de más. No es barato, digamos que el precio hace honor a la porción pero la verdad es que no volvería. Ah! olvidé el incidente de que cuando nos quisimos pasar de la terraza al salón, el mozo no quería! Nos dijo primero que no se podía, yo fui a buscar un sitio y luego no le quedo otra que pasar nuestro menaje para allá.
Le doy un 4

Para empezar no hay suficicentes estacionamientos , asi que tuvimos que cuadrarnos en la puerta de uno de los edificios del costado, eso si con permiso del portero que se ofreció a cuidarnos el carro . Bueno en la puerta no hay un(a) anfitrion(a) , asi que no sabes pára donde ir, las mesas y sillas de afuera son bastante incomodas , son demasiado bajas para mi gusto , y als del salón de adentro son demasiado incomodas , con respecto a la carta , es variada y podemos encontrar desde anticuchos hasta filet mignon , yo decidí comer algo diferente asi que pedi un pollo en salsa de miel , la verdad me equivoqué ya que esta no es la especilidad del retaurante , y estaba demasiado empalagoso , la ensalada tampoco estaba muy buena ya que estaba demasiado fria, la chicha eso si es5taba muy rica, no llegue a terminar mi plato no por grande sino por dulce , creo que si alguien quiere un buen pollo a la brasa o a la leña aqui lo va a encontrar , pero eso si no se arriesguen a pedir lo que no sea especialidad de la casa sino posiblemente no regresen , le doy un 6 respetando su historia en pollos y carnes a la leña y a la parrilla.

Copyright © 2014 Ver para Comer